Aparador restaurado

Mejor dicho "Recuperado"...Para principios de 2015, cuando decidí darle mayor lugar en mi vida a dar "clases de decoupáge", me di cuenta que necesitaba un lugar de guardado extra en casa. Así fue como recorrí compra y venta de usados, mueblerías especializadas en pino y la verdad que casi me desmayo de lo que ofrecían y los valores.

Ya resignada a seguir con todo por todos lados, un día hablando con mi Nona lo comento, a lo cuál mi tía me ofreció el "aparador de la Nona" que estaba en el galponcito, con porquerías cosas en desuso. Cuando me lo ofrecieron, tenía la idea de que era mucho más grande, tomé las medidas, luego comprobé que iba a quedar bien en mi departamento.

Le pedí a mi papá que me ayudara a lijarlo (para esa época estaba con el problemita de las rodillas).
Cambiamos solamente el techo del mismo porque la madera estaba en mal estado, el resto estaba en muy buenas condiciones a pesar del paso del tiempo...

Calculamos que ese mueble debe tener unos 47 años, conste que tampoco era de súper calidad peroooo los muebles de antes eran mejor!
Lo pinté durante el mes de Junio, eran días fríos pero había sol...cuestión necesaria para que se secara la pintura. Mi Nona me cebaba mates y de paso estábamos juntas...








Utilicé la marca Satinol, de Alba, los colores elegidos fueron "mareas tropicales" y "blanco", para no cansarme.

El interior lo pinté con esmalte sintético, color: beige, es un resto de pintura que tenía mi papá. La verdad es que quedó mejor de lo que yo pensaba.

El touch se lo dí con los tiradores, aunque solo tenía dos tipo cristales, los otros que compré para el caso son muy lindos también...










Mi Nona feliz de haberme dado "la herencia en vida", que yo usara y luciera su aparador y yo feliz de compartir momentos juntas.
Hoy hace un mes que ella se fue. Cuando este año le propuse que me hiciera compañía para pintar una mesita de luz, me dijo: no tengo ganas, hace mucho frío. Ya no tenía ganas de estar en este mundo.
Fue la mejor abuela que nos podía haber tocado, la más cariñosa y amorosa, fue puro amor para con nosotros.
Este post debería haber sido escrito un año atrás y por esas cosas de la vida, lo escribí ahora.

Gracias por leerme.
Cariños.
Verónica.


Veronica Godoy. Todos los derechos reservados. © Maira Gall.