Hoy Compartimos: Verano...


Cuando leí la convocatoria de este mes pensé: el tema no puede ser más antagónico...Allá verano acá invierno.
No olviden pasar por el resto de los blogs, para disfrutar de los "diferentes" veranos...

Nunca me consideré del "todo normal", no daba con los parámetros esperados tampoco fue un trauma en mi vida, aprendí a vivir y disfrutar a pleno de ello: mi imagen de verano soñado nunca fue playa, sol y arena (como canta Luismi) todo lo contrario mi paraíso terrenal es: pensarme tomando sol frente a un inmenso lago de aguas verdosas o azuladas pero heladas, con montañas de fondo, playas extensas en cientos de metros medias rocosas o de arenas negras (volcánicas), rodeada de naturaleza y ninguna pocas personas alrededor, leyendo un libro, escuchando mi música para meditación en mi MP3 o solo admirando el paisaje...y juro que así paso horas y horas y soy plenamente feliz...






Como variante, en vez de montaña puede ser sierras y arroyos o ríos cristalinos, sentada en una reposera con el agua pasando debajo de mi cola, observando como se escurre a través de mis pies, obviamente mirando el paisaje...




Es de la única forma que tomo sol, no me gusta asarme por el solo hecho de tomar color, ya les dije que no soy muy normal que digamos jaja...
Ese es mi IDEAL de verano...de hecho conozco algunas playas en el sur y si no puedo por equis motivo alojarme en ese lugar trato de ir aunque sea un día de mis vacaciones "a hacer playa" ahí, un ejemplo es la Mansa o la Brava o Lago Correntoso en Villa La Angostura o en El Paimún (cerca de Junín de los Andes)...










Me gustan los días largos muy largos, te das cuenta que es de noche porque tenes hambre, en la Patagonia amanece a eso de las 7 am y anochece cerca de las 21.30 o 21.45 hs., son días intensos y aprovechados al máximo...






















Este año, gracias a un amigo, cumplí un sueño: tomar sol sentada en una reposera en el Lago Lácar, no olvidemos que desde Rosario son 1600 km. y parte del trayecto lo hago en avión, las veces que fui en auto como iba cargado con los bolsos tampoco llevamos reposera...



Me sentí realizada: tomando sol, compartiendo mates y cosas ricas, esa tarde, al lado del lago y con buena compañía y cuando rotaban mis amigos (porque ellos tenían que ir a trabajar) me quedaba contemplando la naturaleza o leyendo...



Los veranos en Rosario nunca me gustaron de hecho los detesto! jaja, me gusta el río para tomar algo por las tarde en los barcitos que hay a su alrededor o caminar por la costa pero no me soy de meterme en él...las Islas poco y nada, salvo el último día de lancha que me invitaron unos amigos (este verano pasado) que me gustó pasar el día pero no soy fan...Paso el summer en piletas, desde hace unos años en la casa de mi hermano y sino en clubes...
Creo que además del tema del Rio (me da asco pisar barro y el no ver que hay debajo de mis pies), no soporto la humedad que hay en Rosario, por eso debe ser que no entiendo cuando la gente dice que viene de "vacaciones" a nuestra city, what!?...en general el rosarino es fanático de la ciudad, a mí me empezó a gustar la ciudad de "grande" así que no pidan que les venda mucho turismo o verano idílico por estas latitudes jaja.

Gracias por pasar.
PD: Estoy atrasada con las respuestas a vuestros comentarios, de a poquito voy poniéndome al día y pasando por sus blogs a leer post atrasados.

Cariños.
Verónica.
Veronica Godoy. Todos los derechos reservados. © Maira Gall.