Parte de una historia de dos meses y medios...

Hoy fue un día feliz, donde me di cuenta que sonreí durante casi todo el día, no es algo menor ni que suceda a menudo. En general uno se deja llevar por las circunstancias...

Aviso importante: es un post muuuuy largo, retrocedan ahora o nunca! jaja.
Stand!!!

Desde el año pasado saben que trato de darle más espacio en mi vida al mundo blogger y al emprendimiento, hoy ya tiene forma y nombre...sumado a algo que me pasó en febrero de este año, específicamente el 23/02, me caí saliendo de una de las escuelas, resultó ser un esguince en la pierna derecha, con formación de quiste de sangre sobre el fémur: horror de dolor. Además de licencia...
Tomé un momento, pensé: estaba sola, mi familia a 1600 km. de vacaciones...Tuve en claro que ello no me iba a bajonear esta vez, mi vida no se paralizaría por una caída (hace 8 años me caí y tuve desplazamiento de rótulas, sí ambas!), eso fue un antes y un después. Recuerdo esos momentos como tristes, estar en casa todo el día, solo salidas a médicos, usar zapatillas siempre, enclaustrarme, feo feo...
Hoy con experiencia, antes de conseguir turno con el traumatólogo, ya había empezado kinesiología, aparte de los cuidados "básicos" para estos casos: hielo cada 2 hs., reposo...cosas que una aprende, vio.
También decidí retomar terapia...porque sabía que tanto tiempo en casa no iba a ser fácil...
Le puse toooodas las pilas a pensar y hacer proyectos para las clases de decoupage y hacer objetos con esta técnica (me permitía estar sentada con la pierna sobre una silla) y así fue que hice un "buen stock" de cosas lindas...Mis amigas y gente querida que me visitó en este tiempo en casa, me alentó mucho a "venderlos", a salir de hacer solo para "regalar"...Pasar de ser solo un hobbie a un acción placentera...no vivo de esto pero es gratificante "ganar" unos pesitos con lo que hacés con tanta pasión y dedicación.

Parte de este proceso desembocó en asistir por primera vez como expositora a una Feria de Artesanos. Me animé porque era también la primer Feria que organizaban en el barrio donde vive mi hermano, que es a unos 25 km. de Rosario, algo más relajado. Porque este fin de semana estaba mi sobrina, para mí era super importante poder compartir este tipo de momentos con ella, nosotros la vemos cada 15 días y no es fácil compartir con ella la cotidianidad...
Con muuuucha energía puesta debajo del brazo partimos al mediodía del domingo hacia la plaza (ahí se realizaba la Feria) a reservar nuestro lugar para el "stand", las chicas de la organización nos encontraron en el camino, cargaron nuestro tablón-puerta en el auto y nosotras seguimos cuadra y media para esperarlas ahí, ella iba en su bici. Instalamos el tablón, así dejamos reservado el lugar y volvimos a almorzar...
La pequeña luego no quería acompañarme porque había mucho que caminar (TRES cuadras, es vaga jaja) pero la convencí. Nos llevó mi hermano, llegamos sobre la hora, estaban casi todos los stands armados (para saber para la próxima!).
Ella fue una asistente de lujo!...sacó todo de las bolsitas, ponía sobre el tablón y yo acomodaba, ambas felices!
En el primer momento que no había mucha gente, me pedía permiso para ir a ver otros stands y yo la veía caminando con las manitos en los bolsillos pispeando las novedades...y de vez en cuando miraba para donde estaba yo.
Después aprovechó a ir al inflable que había contratado la organización...jugó, saltó y corrió...me pidió permiso para escribir en la agenda "musgo" (en otro post la historia) y ahí empezó a llevar una estadística de cuantas nenas, nenes y perros pasaban por el lugar! jaja.
Hizo los cartelitos con los precios de la mercadería (con dibujitos incluídos de los productos!).
Hasta que llegó la hora de partir...como cenicienta ella los domingos parte temprano para ir con su mamá.
Todos nos acostumbramos e incorporamos y planificamos sobre eso.

Vino mi hermano y mi mamá a recorrer la Feria antes de partir a llevar a mi sobri, en eso llegó mi amiga Carla con toda su familia, ahí se juntaron los pequeños y adultos a charlar y hacerme el aguante mientras me cebaban mates y disfrutábamos de una tarde de sol invernal, el día se prestó. Cuando pensé que no había más gente conocida, llamó Flor (amiga blogger) que estaba viniendo a la Feria también, junto con su hija y una amiga. De mi parte más que feliz, no saben lo lindo que es encontrarte con gente conocida y querida que viene porque uno les dijo que se organizaba un evento y que íbamos a estar.
En eso pasa Amelia, directora de mi escuela querida, de no creer. Fue lindo verla y hablar con ella, lo tomé como una venía de que en "mundillo" docente me esperan y aprecian.
El mundo es tan chico como un pañuelo!

Resultado: un fin de semana super feliz, disfrutado y vivido a pleno. Todo comenzó con un hermoso sábado compartido con "las chicas de decoupage" y el saber que el martes, Dios mediante, me reintegro a trabajar, mas allá que los médicos no estuvieran del todo de acuerdo...lo intentaremos!
Tener el reconocimiento de saber que a la gente (no conocida también) les gustaba lo que hacíamos. Todos los que pasaron nos felicitaban por "las cosas lindas", Claudia sentite orgullosa también!.

Fotos de una miniserie (la vida misma) con final feliz...
Asistente leyendo anotaciones...
Ecribiendo sus propias anotaciones!



Niño cansado de mostrar su boca.
Aquí con risa de oreja a oreja...
Quiero agradecer a: mi hermano, por el aguante y colaboración en esta linda locura, sin su ayuda para la logística no hubiese sido posible...a mi mamá por dejarme seguir siendo hija (hizo todo en la casa sin que yo colaborara para que me quede tiempo para así hacer "mis cosas")...a mis amigas (pilar fundamental en mi vida): Marta, que fue temprano hasta allá a dejarme su buena energía y por alentarme siempre siempre!; a Vanesa por bancarme, ayudar a darle base a las bandejas! ja y proyectar juntas muchas locuras "emprendedoras"; a Claudia (amiga y vecina) que compartimos la pasión por este hobbie de las manualidades, quien colaboró de forma importante en llenar el stand con sus hermosas creaciones: a Carla: por "acarrear" a toda la familia hasta allá y hacerme el aguante durante casi toda la tarde, por ayudarme a regresar con todas las cosas; a Ceci: por llevar el "glamoroso changuito" de las compras lleno de mercadería por las calles del barrio; a Flor por ir a hacer el aguante presencialmente (salimos del mundo virtual por un rato ja); a mis otr@s amig@s que no estuvieron hoy pero estuvieron en estos meses complicados, bancándome y a Dios y a la vida misma por estos momentos.

Moraleja: si uno no se deja avasallar por las circunstancias puede obtener cosas lindas y productivas de situaciones no gratas y dolorosas...como quién dice aprovechar que las crisis se transformen en procesos productivos (en mi caso emprendedor y de crecimiento personal).

No conté antes, lo de la caída porque no quería dar muchas explicaciones, hay veces uno necesita tiempo para darle forma y ponerle nombre a lo que sucede.

Si llegaron hasta acá triplemente agradecida y feliz!
Gracias por leerme!
Hasta pronto.
Cariños.
Vero.

Veronica Godoy. Todos los derechos reservados. © Maira Gall.