Cuando vas a donde te gusta...

En el día de hoy pude tomarme tiempo para mí, sin culpas, aunque no sin apuros, tuve que partir apenas terminada la clase...
La cita era a las 10.30 hs. en Artística Cider, una clase demostrativa, gratuita, a cargo de la Prof. Silvia Botta (aquí su blog), sobre sublimación, auspiciado por Pinturas Eterna.

La verdad es que disfruté mucho de la clase, más allá que hace bastante que no trabajo con pinturas sobre tela...me dio ideas para hacer algunas cosas, aunque no creo que sea inmediato, pero fue una técnica que me gustó...además se puede aplicar en otras superficies también, como la madera, cerámicos, en envoltorios: unas cajas de cartón (varios modelos) donde ya viene preparada la superficie para sublimar, etc.
Lo que me gustó fue: buena terminación, definición de los colores, super brillantes, nítidos...bastante sencillo la técnica y el resultado es increíble...
Mientras estaba en la charla pensaba: ¿cuántas prendas tengo sublimadas?: muchas; remeras, musculosas, vestidos, polleras...

Me gusta el tema de poder "estampar" o mejor dicho sublimar una imagen creada por uno mismo, principalmente en una prenda.
Da rienda suelta a la creatividad...y como para probar la técnica, por lo menos las primeras veces, el hecho de que vengan láminas con infinidad de motivos me parece más que importante.

Acá les dejo algunas fotos
que tomé:






Veronica Godoy. Todos los derechos reservados. © Maira Gall.